Category Archives: Modelos de comunicación

Mi nuevo modelo de comunicación

Modelo comunicativo de los medios digitales

Este esquema comunicativo tiene como objetivo explicar, a grandes rasgos, el proceso que siguen los medios digitales para crear su mensaje.  Actualmente, la proliferación de las tecnologías de la información y la comunicación están dejando obsoletos los antiguos modelos, puesto que éstos no contemplan las muchas posibilidades que internet aporta en el proceso de recepción y creación de mensajes. Por lo tanto, el primer elemento que se contempla en mi esquema es la tecnología, como pieza clave del proceso.

Explicación del modelo

En primer lugar, los medios digitales, que son los que trabajan en internet, elaboran un mensaje de interés para los usuarios y, después, lo envían al ciberespacio a través de la red informática. El mensaje es publicado en una página digital, donde los usuarios pueden acceder a él de forma rápida y fácil. Si están interesados en él, entonces lo descodifican e interpretan de acuerdo a su contexto social, cultural, político, histórico, etc., de forma que el mensaje adquiere un significado diferente para cada uno de ellos. En mi esquema, el contexto de cada usuario viene representado por unas líneas discontinuas que los envuelven, pero no se trata de una realidad aislada, que impide a los demás cibernautas conocerla, porque en el ciberespacio se eliminan las diferencias geográficas, económicas, sociales, etc. Un ejemplo puede ilustrar mejor la idea que quiero enfatizar: una información sobre las elecciones en Colombia será más comprensible para alguien de ese país que para un norteamericano, puesto que éste no vive en primera persona los sucesos que allí tienen lugar. Sin embargo, gracias a la cantidad de información que se puede encontrar en internet, el norteamericano puede llegar a tener una idea real de lo que sucede en Colombia y, además, puede establecer una comunicación directa con el nativo para que le explique los hechos desde su perspectiva. Es decir, los usuarios tienen la capacidad –más o menos limitada- de acercarse a otros cibernautas y conocer su contexto, con el fin de entender sus mensajes.

Una vez el mensaje ha llegado a los usuarios, éstos pueden crear más mensajes de respuesta y modificarlo, ya sea para comentarlo, criticarlo, ampliarlo, etc. Es en este proceso donde se acentúa la capacidad interactiva del público para responder al medio y para convertirse él mismo en un agente emisor de mensajes. Alrededor de estos mensajes se forma una comunidad de personas que se siente atraída por el contenido y quiere participar de forma pasiva o activa en su modificación. Si la información inicial que envía el medio (SMS1) tiene muchos mensajes de respuesta por parte de los cibernautas (SMS2, SMS3, SMS4,…), entonces el proceso comunicativo habrá sido un éxito, porque habrá conseguido satisfacer las necesidades que les demandaban.

Por último, los medios deben saber aprovechar los mensajes que van apareciendo en el ciberespacio, porque son una fuente valiosa para conocer qué es lo que su audiencia les pide. Por lo tanto, el medio debe llevar a cabo un análisis de los mensajes de los usuarios y plantearse una serie de preguntas, dirigidas a conocer las necesidades de cada uno de ellos. En base a estas respuestas, entonces el medio creará un nuevo mensaje que volverá a ser enviado, mediante internet, a los usuarios.

Puntos clave del modelo

Como he dicho anteriormente, mi esquema quiere resaltar la importancia de las TIC para crear mensajes que puedan llegar a un público más amplio, para acrecentar la capacidad interactiva de los usuarios –ya sea entre sí o con el medio- y, sobretodo, para explotar las posibilidades que el medio tiene de conocer lo que piensan los cibernautas de su mensaje y saber lo que les están demandando. Además, también he querido enfatizar la idea de que el contexto propio del usuario no supone una barrera para conocer y comprender su punto de vista. Por lo tanto, las limitaciones geográficas, sociales, políticas, culturales, etc., se difuminan a favor de una realidad artificial –internet- que puede albergar a muchas personas y que, no por ello, tiene que ser menos real.

Limitaciones

El principal punto de controversia que puede tener mi modelo es el referente al contexto de los usuarios. Para apoyar mi hipótesis, habría que investigar hasta qué punto es cierto el hecho de que internet permita acceder a diferentes contextos sociales, culturales, políticos, etc. Según mi opinión, la web 2.0 hace posible que todos podamos conocer diferentes realidades, porque una de las características principales de internet es la capacidad de compartir información actual, de forma rápida y en un soporte al que todos pueden acceder. Para afirmar mi hipótesis con propiedad, se debería llevar a cabo un estudio amplio del medio, de la información que podemos encontrar en el mismo y de los usuarios.

MODELO DE SCHRAMM

EXPLICACIÓN DEL MODELO

Este modelo corresponde al proceso comunicativo de los medios de comunicación de masas, que se conoce como “Tuba de Schramm”, desarrollado en la década de los setenta. El emisor (fuente) recoge unos hechos concretos de la sociedad, los descodifica, los interpreta y, por último, los codifica en forma de noticia, que será distribuida a un público masivo gracias a los medios de comunicación. El mensaje será recibido por muchos receptores (destino), que descodificarán la noticia y la interpretarán según su parecer y, además, la comentarán y desarrollarán con el grupo social de su entorno. El receptor podrá contestar al mensaje del emisor, ya sea con un nuevo mensaje codificado (retroalimentación inferida) o con alguna acción.

Este modelo presenta una teoría sobre la comunicación colectiva basada en el siguiente proceso: Entre la multiplicidad de mensajes que un receptor recibe al día, éste selecciona aquellos que menos esfuerzo le ocasionan para descodificarlo, los que más llaman su atención, los que responden a sus necesidades de personalidad y los que respetan las normas y valores de su grupo social.

En sus diversos estudios, Schramm pone de manifiesto su preocupación por “los efectos”. Esto significa que, en el momento en el que el emisor produce un mensaje, automáticamente está prediciendo sus efectos en la audiencia. Por lo tanto, la fuente tiene en cuenta las posibles distorsiones que el destino puede hacer de su mensaje o las malinterpretaciones que éste puede ocasionar y, además, prevé el grado de interés que el receptor puede tener respecto a su mensaje.

Para que el mensaje sea recibido con éxito, el autor señala una serie de pasos previos que hay que seguir:

  1. El mensaje debe hacerse de modo que llame la atención del destino.
  2. La fuente debe emplear signos que se refieran a una experiencia común de la fuente y del destino. Ejemplo de ello son las ideologías, los diversos temas a tratar, etc.
  3. El mensaje debe despertar necesidades de la personalidad del destinatario y sugerir maneras de satisfacerlas.
  4. Los modos de satisfacer esas necesidades deben adecuarse a la situación del grupo en la que se encuentra el individuo receptor (normas, valores, etc.).

Las conclusiones a las que llegó el autor tras aplicar las teorías en sus estudios fueron las siguientes:

  1. El mensaje tiene mayor probabilidad de éxito si guarda consonancia con las actitudes, valores y metas del receptor.
  2. Los efectos de la comunicación son el resultado de diversas fuerzas que el emisor no puede controlar: situación en la que se recibe el mensaje, personalidad del receptor, normas de su grupo social, etc.

Este modelo, que representa el proceso comunicativo de los medios de comunicación, parte del modelo de Schramm de la comunicación interpersonal desarrollado en la década de los cincuenta, un esquema más reducido donde solamente se contempla la fuente, el mensaje y el destino. En este último, Schramm otorga al receptor el mismo papel que el emisor, ya que también descodifica, interpreta y codifica la información para reenviar el mensaje (feed-back).

VENTAJAS Y LIMITACIONES DEL MODELO DE SCHRAMM

Aunque sigue el modelo de Lasswell y Shannon, introduce nuevos elementos como el “feed-back” (retroalimentación inferida), es decir, la capacidad de respuesta del receptor en referencia al mensaje, por lo que la comunicación ya no se considera un mero proceso lineal.

Otro concepto interesante desarrollado por Schramm es el del campo de experiencia, es decir, la ideología, los valores, las necesidades, etc., del receptor. Este concepto será muy importante para configurar el mensaje y para determinar sus probabilidades de éxito en la audiencia.

Schramm, además, hace una distinción entre el modelo de comunicación de masas (la tuba de Schramm) y el modelo de comunicación interpersonal, por lo que demuestra una intención por alejarse de los esquemas generales y dividirlos según sus características concretas. Esta tendencia está dentro de los estudios de la “Mass Communication Research”.

En cuanto a limitaciones, este modelo y en general todos los que se sitúan dentro de la “Mass Communication Research” se centran sobre todo en los efectos de la comunicación en la audiencia, sin tener en cuenta otros aspectos que también intervienen en el proceso y que determinan la recepción del mensaje.

Otra de las limitaciones del modelo de Schramm es que no hace ninguna distinción entre los distintos medios de comunicación (prensa, radio, televisión, etc.), que aparecen representados en un mismo modelo, por lo que no tiene en cuenta las características de cada uno y cómo influyen en el proceso comunicativo.

BIBLIOGRAFÍA

RODRIGO ALSINA, Miquel, “Los modelos de la comunicación”, Tecnos, Madrid, 1995.

Imágenes:

- www.shkaminski.com

- www.lapaginadelprofe.cl

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.